PROYECTO COMUNITARIO

Inicio » Uncategorized » La municipalización de la educación y proyecto

La municipalización de la educación y proyecto

Acción AntiDialógica Acción Dialógica AGENCIAS DE NOTICIAS aprendizajes significativos ARBOL DE PROBLEMAS Y OBJETIVOS AUDIOVISUAL CATEGORIAS DE LA COMUNIDAD COLECTIVOS DE INVESTIGACIÓN COMPLEJIDAD COMUNITARIA COMUNICACION COMUNICACION COMUNITARIA COMUNICACION INSTITUCIONAL COMUNICACION ORGANIZACIONAL COMUNICACIÓN ALTERNATIVA COMUNICACIÓN ASAMBLEARIA COMUNICACIÓN COLECTIVA COMUNICACIÓN HUMANISTA COMUNICACIÓN INTERNACIONAL COMUNICACIÓN VIRTUAL COMUNICADOR POPULAR COMUNIDAD Conversatorios CRBV 1999 desarrollo comunitario DESDE ABAJO diagnóstico participativo Dialogo EDUCACION DE MEDIOS epistemología y teoria de la comunicación ESTRUCTURAS DOMINANTES ESTUDIO DE ESCENARIOS Fernando Abad Filosofía de la Comunicación FORMACION DE EQUIPOS DE TRABAJO GRUPOS FOCALES GUION PARA LA CONCIENCIACIÓN IAP INVESTIGACION ACCIÓN INCERTIDUMBRE COMUNITARIA INFORMACIÓN INTERNACIONAL Informe Mac Bride INTEGRACION DE SABERES investigacion cualitativa Investigador Investigador comunicador Investigador Social KAPLUN mapas mentales marco jurídico de la Comunicación e Información MATRIZ FODA MEDIOS DE COMUNICACION SOCIAL METODOLOGIA COMUNITARIA Metodología Dialógica Paradigmas de investigación social PARTICIPACIÓN Participación ciudadana PAULO FREIRE PDES del Estado Venezolano Pensamiento emancipador Perfil Profesional del Comunicador Popular PERIODICOS COMUNITARIOS PERIODISMO COMUNITARIO PODER COMUNAL PODER POPULAR Poder y Solidaridad desde la comunicación Problematización PROTAGONISMO CIUDADANO RADIO COMUNITARIA Reflexión Acción SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIAS Sistematización SOPORTE RADIAL t TECNICAS CONVERSACIONALES técnicas de investigación ¿QUE ES PROYECTO?

Por Alice Socorro Peña Maldonado

 

 

Cuando le pregunté a varios jóvenes ubevistas ¿Qué es la municipalización? Se dieron diversas respuestas como “es el trabajo integral entre los estudiantes y la comunidad de origen en la que elaboran su proyecto de programa”, “es la interacción comunidad – estudiante planteado en el documento rector”, “es una clase sobre el tema Municipio”, “es municipalizar la UBV”, “es la apertura de sedes en cada rincón del país”, “es la forma de incluir a todo aquel que no tiene la oportunidad de entrar en la educación superior”, “es la manera de hacer accesible el estudio en situ”, “es la incorporación de los estudiantes en las comunidades”, “es una de las mejores vías para el desarrollo de nuestras comunidades y del desarrollo profesional integral”.

Como vemos la percepción que tienen los jóvenes sobre la municipalización nos asoma a la punta del iceberg sobre un proceso que muchos la dan por entendida y explicita. El 15 de enero del presente año, el ex ministro de Educación Superior, Héctor Navarro, en entrevista a Radio Nacional de Venezuela, anuncio que el Plan de Municipalización de la Educación Superior sería un hecho para este año, en cuyo caso para el segundo semestre deberían estar construidos por lo menos 150 nuevos núcleos. En esa oportunidad Navarro destacó que este plan de Municipalización estaría acompañado y recibiría el respaldo de las diferentes instituciones universitarias del país, entre ellas de la Universidad Bolivariana de Venezuela, la cual está teniendo una importante receptividad de parte del pueblo venezolano. Hasta entonces no se había escuchado mas sobre el asunto y las nuevas autoridades volvieron a poner en agenda el tema de la municipalización de la UBV.

Pero comencemos primero por entender ¿Qué es la municipalización de la educación superior? Según explicó la Dra. Elizabeth Alves, en un encuentro con los docentes de la UBV “es una política de Estado que promueve la inclusión social en cuanto la incorporación del estudiante a la educación superior garantizando este derecho integral en sus respectivas localidades”. por lo que se tomará en cuenta la cobertura nacional y la calidad académica y eficiencia administrativa para todas las sedes en sus entidades federales. Este proceso partirá de los saberes comunitarios y de la construcción de conocimiento colectivo para un desarrollo endógeno que respetando las especificidad y diversidad sociocultural, histórica, geográfica y demográfica de cada municipio y de cada región, impulse de esta manera la revolución bolivariana.

En la búsqueda sobre este tema apasionante que no sólo provoca discusiones profundas y sanas dudas para quienes tenemos la responsabilidad de la docencia en los programas de formación de grado pude encontrar este concepto formulado por la Misión Sucre[1], el cual expresa que:

“La municipalización apunta hacia una orientación de la educación superior hacia lo regional, hacia lo local, tomando como punto de referencia fundamental lo particular, es decir, la cultura específica de las poblaciones con sus necesidades, problemáticas, acervos, exigencias y potencialidades. Estudios superiores con pertinencia social, con sentido de arraigo y propósito, inmersos en geografías concretas pero con visión global, comprometidos con el impulso y la promoción del desarrollo endógeno y sustentable de cada una de las regiones de los participantes, de manera que los espacios educativos se expandan a todos los ámbitos de la vida social y no se restrinjan a las aulas.

Expresa igualmente que este proceso hace que los estudios superiores estén indefectiblemente vinculados al contexto socio-cultural en el que se realiza la práctica educativa. Por ello, la educación superior debe tener:

  • Pertinencia socio-cultural; es decir, en principio debe haber el reconocimiento de la diversidad cultural y étnica, lo que significa reivindicar y dialogar con los acervos y saberes regionales. Una educación orientada hacia los contextos, problemáticas y cultura regional y local. Esto conlleva a que necesariamente se deba planificar, evaluar y utilizar estrategias y recursos mediados por estas especificidades;
  • Participación y corresponsabilidad; esto es, crear y producir saberes y conocimientos bajo los principios del aprender a aprender y del aprender haciendo en un proceso de desarrollo local, sustentable y endógeno, promoviendo la generación, en términos de Edgar Morin, de la ciencia con conciencia.
  • Generación de la defensa de lo propio y de la valorización del lugar de origen y pertenencia. Si se propicia una educación con un currículo flexible, adaptado y adecuado al contexto local, y si a esto se le suman los sentidos de propósito, participación y corresponsabilidad, esto posibilita y propicia la creación de un sentido de arraigo, de pertenencia, al mismo tiempo que influye en la permanencia de los estudiantes en su proceso educativo, no los excluye; al contrario, los implica, los involucra, los hace sentir y formar parte del lugar en el que viven, al impedir que el estudiante se desplace de su lugar de origen hacia las principales ciudades del país donde se encuentra la mayoría de las Instituciones de Educación Superior. Hacerlo realidad implica organizar la educación para que esté disponible donde el(la) ciudadano(a) venezolano(a) la necesite. Así entendida, la municipalización se constituye en una estrategia para el logro de la desconcentración territorial de la población.

Contestar a ella, embarga una complejidad dada la suma de factores que la caracterizan, políticos, sociales, culturales, étnicos, geográficos, etc pero también conlleva a una incertidumbre la cual irremediablemente nos empuja a dar respuestas en el hoy y en el ahora, dejando los temores y los miedos de lado, y asumiendo la innovación como único método para dar el salto cualitativo en la educación superior y que en tan poco tiempo la Universidad Bolivariana de Venezuela ha demostrado que si se puede y que otras universidades en la voz de sus rectores han expresado que “es la hora de pensar como la Bolivariana lo está haciendo”[2]

¿Es posible el desarrollo humano a nivel municipal?

Si queremos la transformación del país a corto, mediano y largo plazo como lo delinea la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, esta será posible con la anuencia de un proceso educativo universitario que parte del municipio como célula política y social y responde a la generación de un nuevo ciudadano democrático, participativo y protagónico y a la construcción del Estado popular – social, de derecho y de justicia, federal y descentralizado. Ambos con un pensamiento y actuación humanista y bolivariano.

La municipalización planteada en el Documento Rector se constituye a sí misma como la respuesta a la nueva institucionalidad que requiere y demanda el aparato del Estado y que pasa indefectiblemente por el desarrollo del ser humano situado y en proyección.

En este sentido, la unidad curricular de Proyectos como eje trasversal del proceso educativo de la UBV se vislumbra como el espacio mas idóneo para la elaboración y producción de teoría y praxis en miras al desarrollo social y político del Municipio, instituyendo lo local como un escenario estratégico de desarrollo para la reconfiguración del tejido social y del modo de vida que haga realidad el empoderamiento y la recuperación del protagonismo social, político, económico, cultural de todos los actores municipales.

Lo que si parece incontestable, al menos teóricamente, es que el plano local es el escenario más apropiado para intentar estrategias de servicio al ciudadano como sujeto de derechos y forjando instituciones públicas como garantes de los mismos a partir del desarrollo de las capacidades de sus ciudadanos y las potencialidades productivas de estados y municipios.

La municipalización en el marco de la descentralización permite, la posibilidad de pensar en el desarrollo municipal y regional venezolano, desde el plano mismo de lo local y desde una perspectiva humana, es decir, buscando la ampliación de las posibilidades vitales del ciudadano.[3]

Es aquí donde Proyecto como unidad curricular de los programas de formación cobra todo su sentido y direccionalidad cuando los estudiantes de la UBV y las comunidades pertenecientes a los municipios interactúen y se interrelacionen en un solo propósito como es la comprensión de su realidad en sus temas y problemas (Vida y Salud, Empleo y Economía, Educación, Cultura y Deporte, Ecología y Espacios Públicos, Servicios Básicos, entre otros) para la búsqueda de las soluciones en el orden de calidad de vida y desarrollo del municipio.

En la experiencia de este año que culmina, los jóvenes ubevistas de la CS 16 (Edo. Vargas – Catia la Mar) y CS 25 (Edo. Miranda – Valles del Tuy) que participaron en Proyecto I de Comunicación Social testimoniaron sus aprendizajes y expresaron su interés de trabajar para sus comunidades dado los beneficios como ciudadanos y futuros profesionales han adquirido y prevén seguir avanzando en el 2005 (ver cuadro I y II). Esto confirma que vamos por buen camino y como logro del equipo UBV (autoridades-estudiantes, docentes y empleados) debemos celebrar y alegrarnos para aunar esfuerzos y voluntades ante el reto y desafío de llevar a todas las entidades federales la Universidad Bolivariana. Esto mas que masificación es amplificar un nuevo modo de ser y quehacer universitario consecuente con los ciudadanos y las ciudadanas y sus entornos mas próximos.

No obstante, creo válido y oportuno hacer la siguiente consideración en cuanto a la intención de las nuevas autoridades de cofacilitar el proceso de formación a través del trabajo del grupo o colectivo de manera cooperativa y dialógica. Actualmente los alumnos de un Programa de Formación no comparten aulas y/o formación teórica comunes, a excepción de las electivas. Las unidades curriculares de formación política, histórica, cultural y sociológica la ven desde sus áreas de conocimiento específico, por lo que sería interesante que en las Sedes a abrirse en las entidades federales se crearan campos de formación conjunta donde las líneas generales del Plan del Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001 – 2004 serían las grandes temáticas a discutir y a construir conocimiento para la praxis, donde en un futuro cercano a través de la Unidad Curricular de Proyectos necesariamente deberán enfocar sus esfuerzos para y con la comunidad. Por ejemplo, que interesante seria que los alumnos de Comunicación Social, de Gestión Ambiental, de Salud Publica, de Estudios Jurídicos, de Educación se encontraran en un primer momento a discutir la CRBV o PDES y luego juntos en un Proyecto común construir para su comunidad o su municipio. Esto favorecería la integración, la interdisciplinaridad, el respeto y valoración del otro, la sinergia y participación creativa y reducir costos manteniendo la calidad de la enseñanza en cuanto contenidos y metodología. Pero mas que esto es garantizar el desarrollo del ciudadano y el liderazgo compartido que responde a una visión política originaria del quehacer ubevista.

Por otra parte, en lo que se refiere a los ambientes para el aprendizaje y evitando la dispersión de energía o recursos humanos, materiales y presupuestarios, tendría el cuidado de mantener por sobretodo la fundamentación dialógica para la construcción de conocimiento de cada unidad curricular, incluso si se basa en el uso de la tecnología. Esto lo propongo debido a los resultados que se obtienen con el diálogo de saberes de los participantes y la construcción de conocimiento y tecnología que se realiza en el encuentro, en el cara a cara de los destinatarios.

Y finalmente como lo indica el Cuadro 3 se podrá observar los ambientes para el aprendizaje conforme a sus características teórica, teórica – práctica y práctica teórica, haciendo uso de otras modalidades básicas de organización curricular establecido en el documento rector como Cursos integrados, Módulos, Seminarios de Investigación, Seminarios de Contexto, Talleres, Laboratorios, Prácticas profesionales, solo que serían diseñados para la comunidad. Se propone entonces, desarrollar una programación específica para las comunidades desde el PCS conjuntamente con la Unidad Socio-Educativa y a partir del Plan de la Nación 2002-2007 a objeto de empoderar a las personas y organizaciones comunitarias que así lo requieren y exijan en materia de comunicación comunitaria. Urge formar a las comunidades y sería interesante que sean los mismos estudiantes los preparadores y facilitadores de este proceso autogestionario.

[1] Fuente: www.misiónsucre.org

[2] General Roberto José González Cárdenas

[3] PNUD: Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, 1997 – fuente: http://www.pnud.org.ve

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: