PROYECTO COMUNITARIO

Inicio » comunicacion » Hacia una praxis comunicacional emancipadora y transformadora desde proyecto comunitario del PFGCOMSO de la UBV y el sistema público nacional de comunicación popular, alternativa y comunitaria

Hacia una praxis comunicacional emancipadora y transformadora desde proyecto comunitario del PFGCOMSO de la UBV y el sistema público nacional de comunicación popular, alternativa y comunitaria

Acción AntiDialógica Acción Dialógica AGENCIAS DE NOTICIAS aprendizajes significativos ARBOL DE PROBLEMAS Y OBJETIVOS AUDIOVISUAL CATEGORIAS DE LA COMUNIDAD COLECTIVOS DE INVESTIGACIÓN COMPLEJIDAD COMUNITARIA COMUNICACION COMUNICACION COMUNITARIA COMUNICACION INSTITUCIONAL COMUNICACION ORGANIZACIONAL COMUNICACIÓN ALTERNATIVA COMUNICACIÓN ASAMBLEARIA COMUNICACIÓN COLECTIVA COMUNICACIÓN HUMANISTA COMUNICACIÓN INTERNACIONAL COMUNICACIÓN VIRTUAL COMUNICADOR POPULAR COMUNIDAD Conversatorios CRBV 1999 desarrollo comunitario DESDE ABAJO diagnóstico participativo Dialogo EDUCACION DE MEDIOS epistemología y teoria de la comunicación ESTRUCTURAS DOMINANTES ESTUDIO DE ESCENARIOS Fernando Abad Filosofía de la Comunicación FORMACION DE EQUIPOS DE TRABAJO GRUPOS FOCALES GUION PARA LA CONCIENCIACIÓN IAP INVESTIGACION ACCIÓN INCERTIDUMBRE COMUNITARIA INFORMACIÓN INTERNACIONAL Informe Mac Bride INTEGRACION DE SABERES investigacion cualitativa Investigador Investigador comunicador Investigador Social KAPLUN mapas mentales marco jurídico de la Comunicación e Información MATRIZ FODA MEDIOS DE COMUNICACION SOCIAL METODOLOGIA COMUNITARIA Metodología Dialógica Paradigmas de investigación social PARTICIPACIÓN Participación ciudadana PAULO FREIRE PDES del Estado Venezolano Pensamiento emancipador Perfil Profesional del Comunicador Popular PERIODICOS COMUNITARIOS PERIODISMO COMUNITARIO PODER COMUNAL PODER POPULAR Poder y Solidaridad desde la comunicación Problematización PROTAGONISMO CIUDADANO RADIO COMUNITARIA Reflexión Acción SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIAS Sistematización SOPORTE RADIAL t TECNICAS CONVERSACIONALES técnicas de investigación ¿QUE ES PROYECTO?

Por Alice Socorro peña Maldonado

Hombres y Mujeres desde nuestras historias particulares y colectivas estamos llamados a la construcción del Poder Popular.
Poder que fluye desde las interrelaciones e interacciones cotidianas en sus diversos espacios sociales, políticos, económicos y culturales.
Y Popular porque entraña la Solidaridad como modo de vida que se concreta en la participación, la unidad, la organización y la producción cultural en miras al desarrollo endógeno humanista y emancipatorio. http://construyendopoderpopular.blogspot.com (1)

 

RESUMEN

La lucha contra la hegemonía capitalista globalizante en su acción antidialógica no se hace sin una clara visión política emancipadora y transformadora aunada a la planificación y alianza estratégica de quienes queriendo subvertir el orden establecido necesitan reafirmarse en una acción dialógica coherente y sin tregua, donde la cooperación, la unión, la organización y la producción cultural, explicada en la Teoría de la Acción Dialógica de Paulo Freire permiten avanzar en una mayor y mejor participación y comunicación como procesos y herramientas del cambio y como camino para superar la deshumanización, la opresión y la depredación.

La Universidad Bolivariana de Venezuela desde Proyecto Comunitario del Programa de Formación de Grado de Comunicación Social y el Sistema Público Nacional de Comunicación Popular, Alternativa y Comunitaria como espacio comunitario-institucional debe constituirse en bloque contra hegemónico donde su perspectiva ontológica, epistemológica y metodológica favorezca la concienciación como praxis revolucionaria.

PALABRAS CLAVES: Acción dialógica y antidialógica, Poder Popular, Cooperación, Unión Organización, Producción cultural; Estrategia, Planificación estratégica.

El Poder Popular como Praxis Emancipadora y Transformadora

El Proceso Bolivariano de Venezuela que se ha desarrollado en los últimos diez años viene dando muestras de un empeño emancipador y transformador en la concreción del poder popular. Guiado por el presidente Hugo Chávez Frías este proceso se ha convertido en una tarea no sólo de los ciudadanos como poder constituyente sino de las Instituciones como poder constituido. Pero debe tenerse en cuenta lo expresado por Heinz Dieterich Steffan: “las iniciativas del poder deben partir del pueblo y la dirigencia que ejerce el poder formal (especialmente el poder ejecutivo y legislativo) deben aceptarlas, compartir con estas formas del poder popular el poder del Estado, que en definitiva es la concreción de influir de manera determinante en decisiones trascendentales como el gasto público, las relaciones exteriores, el control de las instituciones. Así nace y se construye el nuevo Estado. Esto es lo que se denomina la socialización de la política. “No puede crearse una forma (organización) mientras no haya un contenido; el principio formal no puede existir sin el principio material que (dialécticamente) es su razón de ser y le da vida.” (5)

Materializar este propósito ha implicado la revisión del pensamiento y acción humanista y liberadora de hombres y mujeres de todos los tiempos, especialmente de  América Latina, quienes manifestando resistencia y oposición a las pretensiones de dominación de los poderes políticos y económicos de su tiempo histórico y espacio social han sido capaces de impregnar nuestras tierras de libertad, de pasión creadora y de utopía transformadora. Solo citando algunos de ellos, encontramos a Simón Bolívar, Padre de nuestra Patria chica (Venezuela) y Grande (América Latina), Simón Rodríguez, Luis Beltrán Prieto Figueroa y Ludovico Silva (Venezuela), José Martí (Cuba), José Carlos Mariátegui (Perú), José Vasconcelos (México), Gabriela Mistral y Pablo Neruda (Chile), Ernesto “Che” Guevara y Enrique Dussel (Argentina), Paulo Freire y Leonardo Boff (Brasil), Jon Sobrino (San Salvador), Eduardo Galeano (Uruguay), Fidel Castro Ruiz (Cuba), Rigoberta Menchu (Guatemala), entre otros. Además de muchos que en su anonimato produjeron conciencia crítica para la promoción y consolidación de una gesta revolucionaria permanente. (6)

Desde una continuidad histórica las nuevas generaciones de América Latina hemos heredamos su misión y su visión. Como relevo generacional debemos tomar el testigo de su sentipensar y encaminar nuestros pasos ante los retos y desafíos históricos que plantean las nuevas realidades de dominación global. Lo que exige el reconocimiento de la complejidad y la incertidumbre en que estamos insertos ante las prácticas imperiales donde la muerte, la esclavitud y el despojo son su modus vivendi.

Esta realidad nos ubica dentro de un problema ético porque tiene que ver con la vida y con la muerte de la humanidad y destrucción de la tierra. Para Enrique Dussel cinco  principios son necesarios para detener el proceso destructivo de la vida, entre los cuales tenemos: la validez, la verdad contenida y su factibilidad, que como principios universales, el acto puede pretender ser bueno.

Un cuarto principio es cuando nace de la conciencia crítica de las víctimas. Debo criticar aquello que impide la vida o que impide la participación de la víctima, porque la excluyó o porque intento algo imposible y sufre las consecuencias. También cuando esas víctimas se reúnen ellas mismas y constituyen una comunidad, la comunidad de las víctimas, que va a proporcionar una nueva validez. Será, en política, el principio democrático de los nuevos movimientos sociales, por ejemplo.

Un quinto momento es el principio: debemos no solo criticar el sistema sino diagnosticar las causas por la que eres víctima y luego debes pensar las alternativas posibles del futuro, posibles no simplemente utópicas o utópicas históricas. Y por último, el sexto principio es el deber de pasar a la transformación de las cosas. Sería la praxis de liberación, propiamente, que es el deber de la reconstrucción de los efectos negativos que causan las victimas y, luego la construcción del nuevo orden. Por la construcción de un nuevo orden va a ser posible que vivan los que no podían vivir, que participen los que no podían participar. (7).

Este nuevo orden estaría expresado en una ética cotidiana donde cada ser humano, cada institución se asume inacabado y perfectible. Ethos que Leonardo Boff (8) lo describe desde el paradigma del cuidado en contra hegemonía al paradigma de la conquista. Una nueva convivencia se produce en el ethos de la búsqueda de la esencia de sí y del otro para hacer surgir el ethos que ama que funda un nuevo sentido del vivir. Amar al otro es darle razón de existir. El amor es fuente de valores. Valor que lleva al ethos que cuida todo lo que le rodea y asume la doble función de prevenir daños futuros y regenerar daños pasados.

Estamos obligados a desarrollar un ethos de ilimitada responsabilidad por todo lo que existe y vive como condición de supervivencia de la humanidad y de su hábitat natural.  Entendiéndose la responsabilidad como la capacidad de dar respuestas eficaces a los problemas que nos llegan de la compleja realidad actual. Y sólo lo conseguiremos con un ethos que ama, cuida y se responsabiliza. La responsabilidad surge cuando nos damos cuenta de las consecuencias que nuestros actos tienen sobre los otros y sobre la naturaleza. Hoy vivimos tiempos de gran barbarie porque es extremamente escasa la solidaridad entre los humanos, pese a que está inscrita, objetivamente, en el código de todos los seres, pues somos interdependientes unos de otros.

Paulo Freire en su obra Pedagogía del Oprimido (9) señala como una cultura alienante, enajenante y deshumanizadora se impone sobre las personas en todos los ámbitos sociales. A esta cultura opresora la enmarca en la teoría de la acción anti-dialógica. Acción dialógica que se caracteriza por la necesidad de la conquista. Este acto implica un sujeto que conquista y un objeto conquistado. Mitos y creencias mantienen esta forma de ser y hacer: todos somos libres, el derecho de todos, la igualdad de clases, la propiedad privada, la dinamicidad de los opresores y la pereza y falta de honradez de los oprimidos prevalecen en el imaginario que quienes son opresores u oprimidos.

Otra dimensión fundamental de la teoría de la acción dialógica es la división: en la medida que las minorías, sometiendo a su dominio a las mayorías, las oprimen, las dividen y mantenerlas divididas son condiciones indispensables para la continuidad del poder. Conceptos como la unión, la organización, la resistencia y la lucha, son percibidos como peligrosos.

Por lo que la manipulación a las masas representa una estrategia pendular. Con esta búsqueda constante de perpetuarse en el poder las élites dominadoras intentan conformar progresivamente las masas a sus objetivos, además de anestesiarlas con el objeto de que no piensen. Se teme a la toma de conciencia creadora, liberadora y transformadora.

Ignorando las potencialidades del ser que condiciona, la invasión cultural consiste en la penetración que hacen los invasores en el contexto cultural de los invadidos, imponiendo a estos su visión del mundo, en la medida que frenan su creatividad, inhibiendo expansión (6).

A modo de visualizar la relación dialéctica y antagónica entre el opresor y el oprimido veamos (10) en el Cuadro siguiente:

imagen10

Estos elementos descritos se dan en las sociedades de los países centrales y de la periferia. Solo que cambian las formas y las condiciones sociogeopolíticas. En nuestros días podemos decir que la conquista dominadora económica, la división política social, la manipulación ideológica mediática y la invasión cultural tecnológica soslayan todo intento de resistencia, de emancipación y contra-hegemonía de los seres humanos, de los pueblos y sus naciones.

Como se observa en el Cuadro siguiente las cuatro conforma un bloque hegemónico donde los factores políticos, económicos, sociales, culturales, ideológicos y tecnológicos se constituyen en socios para una acción anti-dialógica.

imagen11

¿Qué hacer ante esta situación deshumanizante y deshumanizadora? Edgar Morín en su Obra Los siete saberes necesarios para la educación del Futuro (11) considera necesario “aprender a «estar-ahí» en el Planeta. Aprender a estar-ahí quiere decir: aprender a vivir, a compartir, a comunicarse, a comulgar como humanos del Planeta Tierra. No solamente ser de una cultura sino también ser habitantes de la Tierra. Debemos dedicarnos no sólo a dominar sino a adecuarnos, a mejorar, a comprender. Debemos inscribir en nosotros:

  • La conciencia antropológica que reconoce nuestra unidad en nuestra diversidad. Es reconocerse humano en el aquí y ahora. Desde y con el (la) otro (a) que es diverso. Hombre y mujer con su historia personal y comunitaria con sus necesidades, intereses y expectativas.
  • La conciencia ecológica, es decir la conciencia de habitar con otros seres mortales una misma esfera viviente (biosfera); Es el respeto y la admiración que le debemos al espacio geofísico donde habitamos: la naturaleza marítima, montañosa, llanera y desértica. Con su forma, su clima y su temperatura la geografía nos hace desde dentro y el quehacer de ambos, de los seres humanos y de la naturaleza tiene impacto y alcance positivo y negativo en el otro.
  • La conciencia cívica terrenal de la responsabilidad y de la solidaridad para los hijos de la Tierra. Es la conciencia que se construye desde los continentes, los países y los pueblos. Es el sentido de identidad y de pertenencia desde la ciudadanía en la construcción de la historia colectiva.
  • La conciencia espiritual de la humana condición, que viene del ejercicio complejo del pensamiento y que nos permite a la vez criticarnos mutuamente, autocriticarnos y comprendemos entre sí. Es la que nos permite superar los estadios deshumanizadores y deshumanizantes. Donde se visualiza la humanidad y la tierra en una unidad inseparable.

imagen12

Conciencias que proporcionan un sentido y direccionalidad histórica en términos de Paulo Freire siempre y cuando se hagan desde la concienciación como espacio de liberación. Y no como una búsqueda individualista o de élites.

Este proceso de concientización lleva al encuentro, en un tiempo histórico y espacio social común, de hombres y mujeres desde su situación y en proyección que reunidos reflexionan críticamente sobre la realidad opresora, visibilizando a los responsables de la acción antidialógica. Más que definir un problema lo se busca es problematizar desde las acciones anti-dialógicas, identificar las causas estructurales y coyunturales, así como las consecuencias en las víctimas del sistema: el opresor y el oprimido, así como sus contextos.

“Darse cuenta” no surge de la espontaneidad y la improvisación. Necesita de un liderazgo con conciencia crítica y vocación humanista, comprometido y solidario con la causa humana y con capacidades y prácticas para acompañar desde una acción dialógica.

imagen13

Acción dialógica que se hace desde la palabra que para Freire es el encuentro amoroso de los seres humanos, que mediatizados por el mundo, lo pronuncian, esto es lo transforman y, transformándolo, lo humanizan, para la humanización de todos (9). Por lo que el liderazgo comprometido con la gente en situación de oprimidos debe creer y amar profundamente a los seres humanos y al mundo. Fe y amor que se concretan en un compromiso de acción dialógica para lograr colaboración/cooperación, unión/solidaridad, organización/participación y síntesis/producción cultural; la cual aminora los efectos de la conquista, la división, la manipulación y la invasión cultural como derivadas de una acción antidialógica.

El diálogo -acción y reflexión- deriva la praxis, que es la palabra verdadera que transforma el mundo. Una no es sin la otra. Si se elimina la acción, la palabrería y el verbalismo ocuparían su lugar. Si se sacrifica la reflexión, el activismo la reemplazaría. En ambos casos no es posible el diálogo. “Mediante el verbalismo alienado y el activismo alienante no se puede esperar la denuncia del mundo, dado que no hay denuncia sin compromiso de transformación ni compromiso sin acción” (9).

Este compromiso que busca en los oprimidos su adhesión por la libertad nace de la comunión con la gente y en creer y confiar en sus capacidades para superar la situación opresora.  En este sentido, “si la fe en los seres humanos es un a priori del diálogo, la confianza se instaura en él”, de lo contrario, una débil fe en los seres humanos no hará emerger “la confianza sobre el testimonio que un sujeto da al otro, de sus intenciones reales y concretas” (9).

El testimonio del liderazgo liberador es profético y de esperanza. Es profético porque favorece la problematización del mundo que desvela la situación opresora y denuncia la complicidad y la ambigüedad de los hombres oprimidos en tantos seres humanos que alojan al opresor. Y es de esperanza porque reconoce en éstos las potencialidades y capacidades creadoras y de liberación que se tienen para salir de ella. Entre los elementos constitutivos del testimonio, que no varían históricamente, se cuentan la coherencia entre la palabra y el acto de quien testifica; “la osadía que lo lleva a enfrentar la existencia como un riesgo permanente; la radicalización, y nunca la sectarización, de la opción realizada, que conduce a la acción no sólo a quién testifica sino a aquellos a quienes da su testimonio; la valentía de amar” (9) y la fe en los seres humanos, que oprimidos u opresores de igual modo enfoca su propuesta liberadora.

Si bien es cierto Paulo Freire no habla de Poder Popular, directamente su praxis socio-educativa estuvo guiada en la emancipación y transformación social que forja la humanización. Cuando un grupo de oprimidos o deshumanizados reconocen su realidad y luchan para cambiarse y cambiar el entorno, los poderes creadores y transformadores se liberan para dar pie a nuevas realidades.

imagen14

Ese “darse cuenta” los lleva a cambios de actitudes y comportamientos como que “el otro me constituye” y “yo constituyo al otro”. Por tanto, somos responsables de nosotros mismos como sujetos reconociendo al otro como diferente de mí. Nace la confianza y la valoración por el otro. Comunión que se hace desde el diálogo. Y fusión que permite el logro de objetivos comunes a través de la Colaboración. Los sujetos se encuentran para  la transformación del mundo en  colaboración. Que se da entre sujetos en niveles distintos de función. Los sujetos se vuelcan sobre la realidad que  problematizada, los desafía. (UBV, 2007 P.300).  Lo que implica la cooperación, el trabajo y el conocimiento en función de un tema, acción o proyecto común.

Este esfuerzo realmente indispensable al proceso revolucionario y que se hace Unión les permite reconocerse en si mismo su adherencia a la ideología opresora y su urgente desmitificación de la realidad opresora. El interés común de liberación los lleva a solidarizarse unos a otros. A valorarse y a buscar acuerdos y consensos en miras a propósitos comunes para subvertir el orden establecido. La unión lograda promueve una nueva conciencia de las capacidades de los sujetos que en diálogo y en acción comprenden y superan las contradicciones antagónicas que causan su deshumanización.

Lo que favorece las interrelaciones e interacciones en orden a un “modo de estar” que impulsa la movilización y la participación y crea la organización, es decir, se constituye un liderazgo con la autoridad que le otorga la acción cultural sistematizada y deliberada para incidir en cambios de la estructura social, política y económica. Lo que genera una permanente producción cultural que a su vez va a incidir en el fortalecimiento del poder del sujeto colectivo.

La Teoría de la Acción Dialógica de Paulo Freire se suscribe en la propuesta humanista y libertaria como referente del pensamiento emancipador latinoamericano. De allí su profundidad revolucionaria desde nuestra identidad colectiva para contrarrestar la Conquista, la División, la Manipulación e Invasión cultural del opresor desde su poder hegemónico. La Colaboración, la Unión, la Organización y la Síntesis Cultural se dan en la Concienciación como proceso local, regional y nacional y motor creador, liberador y transformador de la conciencia crítica y la acción revolucionaria de nuestros pueblos.

A partir de los siguientes cuadros donde se detallan las características de la Teoría de la Acción Dialógica veamos en profundidad lo que implica cada una de ellas en la acción social, donde la comunidad y los sujetos comportan actitudes, valores y acciones específicos.

Al revisar cada uno de los cuadros se observa la complejidad de los saberes y conocimientos necesarios para favorecer la colaboración que en términos actuales la asumimos como cooperación. La unión en perspectiva de solidaridad. La organización a la mano de la participación y la síntesis cultural para una nueva producción de valores y actitudes humanizadoras.

imagen15

 

imagen16

imagen17

imagen18

La conciencia de la acción dialógica debe ser un elemento central en las temáticas tratadas en la comunidad en miras al poder popular, sin desconocer, las temáticas propias de la acción antidialógica que persiste en el entorno y en las actitudes y acciones de los sujetos en vías a la liberación.

Conciencia de los sujetos liberados que se produce de reflexiones y acciones concretas para la construcción del imaginario colectivo que se nutre de la acción dialógica participativa y comunicacional como procesos inacabados.

La Comunicación como Espacio de Empoderamiento Comunal

            La Cooperación, la Unión, la Organización y la Producción Cultural son cuatro elementos, que aportados por Freire pueden guiar la acción de quienes queremos coadyuvar esfuerzos en el proceso emancipatorio y transformador de nosotros como ciudadanos y ciudadanas, sujetos y protagonistas de nuestra historia personal y colectiva. Las acciones conjuntas y pertinentes permiten consolidar una plataforma encaminada al Poder Popular.

De un proceso concienciador por parte de los actores involucrados dependerá la superación real de la deshumanización, opresión y depredación impuesta por el sistema de dominación y hegemonía capitalista. Los actores aquí definidos están representados por el Programa de Formación de Grado de Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela y el Sistema Público Nacional de Comunicación  Popular, Alternativa y Comunitaria (SPNCPAC) instancia creada conjuntamente por la Red de Comunicación Alternativa venezolano (radio, televisión, impresos, digitales) y la Dirección General de Medios Alternativos y Comunitarios del Ministerio del Poder Popular de Información y Comunicación, quienes a su vez se convierten es espacios para la concienciación y consolidación de esfuerzos colectivos desde la participación y comunicación comunal.

El proceso revolucionario bolivariano en el 2003 reconociendo la importancia de una una praxis socio-educativa insurgente para la transformación social creó la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) con los tres primeros Programas de Formación de Grado Comunicación Social, Gestión Ambiental y Gestión Social del Desarrollo Local. Actualmente tiene en su haber nueve programas más: Agroecología, Arquitectura, Educación, Estudios Jurídicos, Estudios Políticos, Gestión en salud, Informática, Medicina Integral e Hidrocarburo (2). Es indudable el impacto y alcance cuantitativo y cualitativo de la Casa de los Saberes en medio de las ciudades sedes de Caracas, Zulia, Bolívar, Falcón, Monagas, Táchira, Barinas y Aragua y en todos los municipios del país a través de la Misión Sucre. Habiéndose municipalizado algunos de los programas de formación, como es el caso de Comunicación Social.

Aún cuando todos los programas de formación tienen un tronco común en sus fines y objetivos establecido en el Documento Rector (3) su especificidad se concreta en el documento de cada Programa. El del PFG de Comunicación Social (PFGCOMSO) busca “formar a comunicadores (as) sociales capaces de comprender la complejidad de los procesos comunicacionales, de afrontar los retos de los diversos cambios científicos tecnológicos bajo los principios fundamentales de la convivencia, la solidaridad, la democracia participativa , la libertad, la justicia y la responsabilidad social, con el fin de adquirir una visión reflexiva y crítica sobre las condiciones histórico-culturales en las que le toca desempeñarse y crear conciencia plena de su labor en el seno de la sociedad” (4).

Su praxis fundada en la construcción de saberes que coadyuven a una convivencia humana, digna, plena y vital; a construir una sociedad profundamente democrática, el desarrollo auto-sostenible del país y garantizar la formación de un proceso integral y el propio desarrollo de la comunicación social como campo de conocimiento científico y humanístico  esta llamada a formar al nuevo ciudadano y ciudadana consciente de su momento histórico y transformador de su realidad social desde su práctica profesional. Esta pasa por una reflexión – acción permanente crítica y emancipadora donde la utopía y la construcción del futuro se hacen desde la cotidianidad del colectivo.

Para el logro de este propósito, el PFGCOMSO han asumido la formación integral académica con pertinencia a las necesidades e intereses del país, la investigación para la generación de conocimiento y saberes en la construcción del país y la ciudadanía, la integración social y pública y la cooperación latinoamericana a través de convenios y alianzas conforme a la prescrito en el Documento Rector (3). Su intencionalidad se plasma en el currículo con la unidad transversal de Proyecto I, II, III y IV articuladas con las unidades curriculares de cada trayecto (anual) y tramo (semestral). Proyecto que se orienta a la comunidad más próxima del grupo de estudiantes y donde el marco conceptual y teórico discutido en las aulas de clase permiten analizar la pertinencia del saber y el conocimiento alcanzado para producir reflexiones y acciones oportunas y consecuente a la visión emancipadora y transformadora.

 

 

Debido a la importancia de la Unidad Curricular de Proyecto en la consolidación, no sólo de una nueva forma de hacer investigación social desde, para y con las comunidades, sino también como espacio para la reflexión-acción de la investigación comunicacional en el fortalecimiento del poder popular hacia la superación radical de la dominación, la exclusión y la pobreza de nuestros ciudadanos y ciudadanas es vital profundizar la filosofía humanista y emancipadora de Paulo Freire y su teoría de Acción Dialógica y Anti-dialógica para ponerla en práctica en el hecho educativo y comunitario como espacios de creación, liberación y transformación permanente,

La tarea de implementación de Proyecto Comunitario I, II, III, IV no ha sido fácil debido a los factores y condicionamientos culturales, educativos e ideológicos que dominan en la esfera académica, comunitaria e institucional por parte de los sujetos de acción educativa y comunitaria. No obstante, el proceso participativo y comunicacional está abierto en todos los municipios de nuestro país lo que exige la sistematización y evaluación continua, así como una visión integrada e integral de la Investigación Social para la liberación y la transformación  a objeto de medir la nueva praxis de una ciudadanía comprometida en la construcción del País y del poder popular.

Esta tarea de incorporar a la comunidad educativa ubevista en la práctica social y dar sus aportes científicos y humanísticos desde la diversidad del conocimiento en el encuentro con los saberes y poderes creadores, liberadores y transformadores del pueblo ha generado aprendizajes significativos. La discusión que se ha dado desde el colectivo socio educativo a partir de la práctica comunitaria, ha venido configurando un nuevo sentipensar en la investigación social que nace de la participación y la comunicación de estudiantes, docentes, comunidades e instituciones UBV-Misión Sucre en función de la realidad local, regional y nacional.

Realidad representada por las contradicciones históricas de la igualdad/desigualdad, comunitario/privado, solidaridad / egoísmo, unidad/división, independencia / sumisión, rebelión/obediencia, vigilancia crítica / aceptación pasiva, ciudadanos críticos / súbditos obedientes. Estas parejas contradictorias definen la naturaleza y los límites de la acción del poder político. Las primeras resumen la construcción del ciudadano crítico y consciente de unos derechos que, como políticos, sólo pueden ser ejercidos en una comunidad política, humanizada, solidaria y crítica, mediante la participación. (12).

Proyecto Comunitario COMSO resulta, hoy más que nunca, un lugar privilegiado no sólo porque se ubica en todos el país, a través de las sedes de la UBV sino con la Misión Sucre a nivel de municipios. Su aporte de una visión de la Comunicación Alternativa en los Consejos Comunales a través de los comités de comunicación alternativa para facilitar los procesos de comunicación endógeno y exógeno resulta estratégico para el proceso revolucionario, así como para la conformación del poder comunal y popular.

La construcción de los consejos comunales, como núcleos del poder popular, y figura organizativa de participación y articulación comunitaria, regida por una Ley Orgánica está sentando las bases de un nuevo paradigma de participación popular en los asuntos públicos inherentes a su desarrollo comunitario y colectivo. La creación de 18 mil Consejos Comunales, algunos de los cuales no están funcionando y otros con severas dolencias conceptuales orgánicas, permiten encontrar un terreno virgen para construir desde las bases populares de diverso origen ideológico, pero con los padecimientos sociales generales de todos, una nueva estructura societaria de conciencia política que debe tomar algo de tiempo, dependiendo de la capacidad del Estado para incentivar en estas estructuras sociales la suficiente comprensión de las alternativas que tienen los pueblos para desarrollarse, asistir a sus necesidades e incluso luchar contra la muerte que ha sido el paradigma del modelo de sociedad de mercado capitalista al desplazar grandes masas humanas a la miseria y la exclusión social. (13)

Desde la praxis Freireana en su acción dialógica favorecer en los Consejos Comunales la Concienciación Critica, de Resistencia y de Transformación, permite afrontar y resolver creadoramente los múltiples temas y/o problemas que dignifiquen su estatus de vida, en la salud, el ambiente, la educación, el trabajo, la alimentación, la seguridad, el reconocimiento de los valores culturales locales y nacionales, en perspectiva de derechos y deberes como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, además de promover la formación de una nueva dirigencia, al asumirse el rol de administradores de las radios, las televisoras y el periódico comunal mediante el liderazgo de asambleas constituyentes.

imagen19

En esta labor el PFG COMSO no está solo. En este año 2008 se ha conformado el Sistema Público Nacional de Comunicación Popular, Alternativa y Comunitaria (SPNCPAC) donde redes comunitarias de comunicación radial, televisiva, impresa y virtual conjuntamente con la Dirección General de Medios Alternativos y Comunitarios del  Ministerio del Poder Popular de Información y Comunicación.

Acorde a las líneas de acción el Sistema supone la articulación de una base de  significados y relaciones producidas desde la práctica de la comunicación social y humana natural; pero orientada a la construcción del hecho comunicacional. Se renueva con el crecimiento, fortalecimiento y consolidación de los proyectos comunicacionales desde el ámbito regional-comunitario. No está destinado a promover versiones oficiales, ni procura la institucionalización de los proyectos comunicacionales, sino a favorecer la decisión de particulares, de comunicadores populares en su pluralidad, para la construcción del Poder Comunicacional del pueblo. (14)

La propuesta surgió como producto de 13 Encuentros Regionales, realizados durante el mes de marzo de 2008, en los siguientes Estados: Delta Amacuro, Vargas, Bolívar, Zulia, Amazona y Nueva Esparta, y en las regiones: central-llanera (Aragua, Carabobo y Guárico), andina (Mérida, Táchira y Trujillo), centro-occidental (Lara, Falcón y Yaracuy), llanera (Apure, Barinas, Cojedes, y Portuguesa), oriental (Sucre, Anzoátegui y Monagas) y central (Miranda y Caracas). Entre los participantes se encuentra los Medios alternativos y comunitarios, voceros de comunicación de los Consejos Comunales, Comités de Usuarios, estudiantes de comunicación de la UBV, Misión Sucre, Misión Cultura y otros, promotores de Fundacomunal, luchadores del Frente Francisco de Miranda, miembros de Comités de Salud, voceros de personas con Discapacidad, Niños, niñas y adolescentes, teatreros, artistas, grafiteros, guardabosques, trabajadores de las industrias básicas, artesanos, cooperativas, Productores Nacionales Independientes, comunidades indígenas, aldeas campesinas, grupo de mujeres, jóvenes deportistas, red de motorizados y miembros de las oficinas de prensa de las Alcaldías y Gobernaciones, entre otros.

Entre los principios planteados tienen la Inclusión e igualdad de condiciones, Municipalización y desarrollo territorial, Socialización y potenciación de recursos, Participación, poder popular y conciencia crítica, Regularización de procedimientos y prácticas administrativas, Integración, articulación  y coherencia de los esfuerzos, Humanismo, socialismo, permanencia y unidad, Legitimación social, corresponsabilidad y pertenencia.

Como elementos claves de acción están orientados a la Formación Integral y Socialista, Producción de contenidos, Plataforma tecnológica, Interrelación de los actores, Sostenibilidad y Articulación institucional.

  • Por tener el PFG COMSO su propósito de formar ciudadanos y profesionales integrales es necesario unificar esfuerzo con el SPNCPAC pues este propone “un modelo de formación integral, socialista y permanente para convertirse en un centro de encuentro y enseñanza donde se compartan las experiencias y saberes de la comunicación popular, alternativa y comunitaria y generar a la vez conocimiento, bajo una metodología de “aprender haciendo”. Se trata de construir nuevos referentes para la comunicación y para la vida; es decir referentes locales y culturales propios, en una forma de hacer comunicación que parte principalmente de los acontecimientos de la calle, de la comunidad, del país, en un lenguaje sencillo y cotidiano que permite el reencuentro de cada uno consigo mismo. En este sentido la formación político ideológica es transversal a este planteamiento, ya que, se necesita contar con las herramientas que permitan desmontar la mentira y transformar la realidad, a manera de una nueva alfabetización, en una acción liberadora del pensamiento y la creatividad orientada al tema comunicacional. Solo así estaremos formados para la vida, para la soberanía y la verdad.”

Urge unificar los programas formativos de las diferentes instituciones interesadas en formar a los comunicadores populares. El currículo escolar así como la formación universitaria, la acreditación y/o certificación de experiencias y la inserción laboral de los que hacen la comunicación, pasa por el reconocimiento de experiencias y por la afirmación del papel del comunicador  que necesitamos para transformar el país.

  • La orientación de la producción de contenidos dentro del SNCPAC está signada por la misma naturaleza de la comunicación popular, alternativa y comunitaria y el rol de intermediación social que tiene el comunicador popular. En este sentido, dicha producción se plantea en base a la dinámica de su entorno comunal directo, dentro del cual cumple además un papel facilitador del proceso enseñanza-aprendizaje. El programa de Comunicación tiene en su haber la Unidad Curricular Comunicación Alternativa que vinculada a Proyecto Comunitario puede permitir profundizar el que y el cómo estamos haciendo comunicación alternativa.

Los Medios Alternativos y Comunitarios y demás comunicadores populares, son vehículos de un mensaje transformador dirigido al desarrollo de una conciencia social, que recupera el espacio público, lo colectivo y permite ejercer soberanía popular, sobre la comunicación privada dominante, en un contexto de participación, articulación y democratización del hecho comunicacional. En este sentido, se propone un mensaje integrador, humanista, no excluyente, ni discriminatorio, donde se promuevan la soberanía, el sentido de pertenencia, los valores históricos, pluriétnicos y culturales  nacionales, desde una perspectiva propositiva y fresca.

Todo contenido producido por comunicadores populares, debe orientarse a la facilitación de procesos de la enseñanza-aprendizaje, desde las experiencias locales, esto a manera de socializar el conocimiento y la práctica de la comunicación popular, alternativa y comunitaria, para crear sujetos críticos y no receptores pasivos del mensaje.

La producción de contenidos se propone como una tarea forjadora de ciudadanía; pues se cree en el contenido como la herramienta capaz de activar una cultura colectiva, participativa, protagónica  y propia, orientada a la articulación y promoción de la participación de la comunidad organizada dentro del proyecto país. Siendo una tarea central, vincular el diálogo de saberes locales, regionales, nacionales e internacionales que generen la evaluación y revisión como procesos constantes y de intercambio entre los actores involucrados en el hecho comunicacional.

De manera que los contenidos de la comunicación popular, alternativa y comunitaria, han de impulsar la contraloría social, la crítica constructiva, el seguimiento de la denuncia hasta la solución para el bienestar colectivo, bajo la impartición de contenidos y técnicas dirigidas a informar, orientar y desarrollar espiritualmente al pueblo, con un enfoque educativo y recreativo.

  • En el marco de la Tecnología de Información y Comunicación y la función transformadora que permite la plataforma tecnológica para hacer una nueva comunicación, es incuestionable para el pleno ejercicio de la soberanía comunicacional como mecanismos para garantizar el uso y distribución de los recursos, en condición de igualdad. Se trata de caminar hacia la ruptura de dominio comunicacional; es decir, la dependencia tecnológica, en primer orden y para ello se requiere juntamente con la acción política del Estado diseñar estratégicamente, una plataforma tecnológica óptima que permita el desarrollo y difusión de la comunicación popular, alternativa y comunitaria.

No puede haber una ruptura con la dependencia tecnológica sin la activación de un plan contingente de producción nacional en esta materia. No puede haber soberanía comunicacional sin la integración y cooperación  de los Sistemas de Comunicación de Medios Nacionales y Medios alternativos y comunitarios junto a los comunicadores populares de la región; así como el ajuste, revisión y adaptación de los marcos regulatorios. No existe plataforma tecnológica alguna, sin cooperación, unidad y uso racional de los recursos nacionales propuestos o no por el Estado.

Por ende, la democratización del espectro radioeléctrico es una lucha fundada en la reivindicación del uso y distribución igualitaria de este recurso. Es una parte para el desarrollo de la plataforma tecnológica, como también lo es, la discusión sobre la revisión de espacios en condición de ilegalidad, el control de las interferencias de las señales y la justa asignación de potencias, diales y frecuencias. Asuntos que tienen que ver con la administración de un bien colectivo. Sin embargo, la consolidación de una plataforma tecnológica no depende solo de esta discusión, sino de estrategias de funcionamiento colectivos entre el Estado y los comunicadores populares.

  • El Sistema Público Nacional de Comunicación Popular, Alternativa y Comunitaria (SPNCPAC) se propone el fortalecimiento de la organización social como medida para la creación e impulso de mecanismos de interrelación de los actores, a fin de construir una comunicación revolucionaria y de respuestas efectivas ante la arremetida del imperio y la guerra mediática, activadora del poder comunicacional del pueblo.

Son considerados como actores del SNCPAC, los medios alternativos y comunitarios, comités de comunicación de los consejos comunales, mesas de telecomunicaciones, comités de usuarios, brigadas muralistas, estudiantes de comunicación, mesas técnicas estudiantiles, reporteros comunitarios, cines comunitarios, voceros comunitarios, demás organizaciones sociales, populares y comunales del país.

La interrelación de los actores, tiene su propia dinámica, sin embargo para el desarrollo de este SNCPAC, se propone un funcionamiento basado en la corresponsabilidad, solidaridad,  acompañamiento mutuo y visión colectiva de la comunicación popular, alternativa y comunitaria. Se procura en cada región, el engranaje de todas las entidades públicas, medios alternativos y comunitarios, consejos comunales y comunidad funcionando de manera articulada (a manera de una comuna funcional de comunicación popular) coadyuvando al desarrollo de proyectos comunicacionales colectivos que fortalezcan y cualifiquen la masificación de medios de comunicación popular ya existentes.

  • La legitimación del medio (radio, televisión, impresos, digitales), ante la comunidad organizada es una manera como el Sistema garantiza la Sostenibilidad de los Medios de Comunicación Comunitaria, superando la concepción del término sostenible y mas allá de los recursos económicos y del bienestar social que supone. Es imposible hablar de sostenibilidad de los MAC, sin que  la comunidad  siga de cerca todo el proceso del  medio (desde su gestación, organización, estructura, funcionamiento, gerencia, agenda, contenidos, proyectos hasta la consolidación del mismo). La sostenibilidad entonces está enfocada a la permanencia, trayectoria, principales aportes y logros alcanzados por los comunicadores populares y sus respectivos medios de comunicación alternativos y comunitarios que dan cuenta del sentido oportuno, efectivo, comprometido y trascendente de la construcción y análisis del hecho comunicacional desde la comunidad.
  • Finalmente, la Articulación institucional se propone sea reorientada hacia lo local, poniendo énfasis en el principio de municipalización y desarrollo regional, marchando así de manera articulada con la proyección de los ejes de desarrollo regional: Orinoco-Apure, Occidente y Oriente.

Considerados estos puntos orientados a la Formación Integral y Socialista, la Producción de contenidos, la Plataforma tecnológica, la Interrelación de los actores, la Sostenibilidad y la Articulación institucional del Sistema Público Nacional de Comunicación Popular, Alternativa y Comunitaria (SPNCPAC) reta y desafía al Programa de Formación de Grado de Comunicación Social en su práctica socioeducativa.

Reta porque se convierte en un llamado a ejercer un papel más coordinado, articulado, preponderante y coherente para impulsar con éxito los proyectos comunicacionales de iniciativa popular a todos los entes del Estado que tienen la orientación de sus políticas y programas hacia la comunicación popular, alternativa y comunitaria.

Y desafío  para el Programa de Formación de Grado de Comunicación que y desde la Universidad Bolivariana de Venezuela apuesta a la organización estratégica en tiempos de revolución y a la Planificación estratégica en situación para impulsar y consolidar del poder popular. Así lo indican los núcleos generadores del Programa Nacional de Formación de Formadores UBV en el marco de UBV XXI.

La estrategia organizacional debe constituirse en una herramienta sociopolítica para transformar la realidad (15)  Y la planificación Estratégica de la situación, como enfoque radical revolucionario, supone la apropiación crítica, en un diálogo de saberes y de una activa participación, de la situación para transformarla, considerando referentes ideo-políticas estratégicos como: pobreza, comunidad, poder popular, diálogo de saberes, ideología, hegemonía, clase social y totalidad concreta donde la educación popular es un factor muy poderoso en la formación político social de los colectivos para comprender su compleja realidad, establecer intercambios de saberes en cuanto a formas de organización colectiva, toma de decisiones, diseño de planes estratégicos orientados a su emancipación política, ideológica-cultural, histórica, económica y social. (16)

Esta intención se realizará en la medida como los sujetos involucrados articulen sus acciones desde una praxis revolucionaria donde la colaboración y cooperación, la unión y la solidaridad, la participación y organización y la síntesis y producción cultural comunitaria e institucional en miras al poder popular. Sin olvidar, que la concienciación como espacio de para el desarrollo de la conciencia crítica y transformadora permitirá sistematizar y evaluar permanente el camino andado.

            Es un hecho que nosotros como pueblo hemos dado un paso hacia adelante en miras al Poder Popular, será la Educación Popular, la Formación ciudadana, la Información y comunicación Estratégica, y el papel de las Instituciones vinculadas con las comunidades quienes en corresponsabilidad y participación protagónica hagamos historia desde el colectivo por asumir el liderazgo humanista y libertario de nuestros antecesores y hacer del Poder Popular una utopía realizable y necesaria para todos los pueblos del mundo. (17)
Bibliografía

  1. Peña, Alice (2008) Invitación http://construyendopoderpopular.blogspot.com
  2. Universidad Bolivariana de Venezuela (2005) Programas de Formación de Grado de Comunicación Social. Ediciones Imprenta Universitaria de la UBV.
  3. Universidad Bolivariana de Venezuela (2003) Documento Rector. Edición. Ediciones Imprenta Universitaria de la UBV.
  4. Universidad Bolivariana de Venezuela (2008) Programas de Formación de Grado de la UBV. http://www.ubv.edu.ve
  5. Alianza Popular Bolivariana 2002 El Poder Popular. Aporrea, Fecha de publicación: 20/08/02 http://www.aporrea.org/actualidad/a248.html
  6. Universidad Bolivariana de Venezuela (2007) Pensamiento Pedagógico Emancipador Latinoamericano. Compilación Luis Damiani y Omaira Bolívar. Ediciones Imprenta Universitaria de la UBV. Ediciones Imprenta
  7. Dussel, y otros. (2006) Fin del capitalismo Global. El Nuevo proyecto Histórico. Fondo editorial Por los caminos de América.
  8. Boff, Leonardo (2003). Artículos referentes al Ethos. http://www.leonardoboff.com/site-esp/lboff.htm
  9. Freire, P. (2000). Pedagogía del oprimido. (53ª. ed.). México: Siglo 21 Editores.
  10. Peña, Alice (2008) Aportes de Paulo Freire al pensamiento Emancipador y humanista Latinoamericano del Siglo XX. Revista Diálogo de Saberes.
  11. Morín, Edgar (1999) Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. UNESCO.
  12. Hernández, Daniel. (2006) La construcción revolucionaria del poder popular. Aporrea Fecha de publicación: 14/07/06. http://www.aporrea.org/ideologia/a23555.html
  13. Barrios, Aldemaro (2007) Poder Popular y Comunicación Aporrea Fecha de publicación: 09/03/07 http://www.aporrea.org/poderpopular/a31685.html .
  14. MAC-MINCI (2008) Sistema Público Nacional De Comunicación Popular, Alternativa Y Comunitaria. http://www.minci.gob.ve/medios_comunitarios/41
  15. UBV (2008) Programa Nacional de Formación de Formadores UBV XXI Núcleo Generador 4: Organización estratégica en tiempos de Revolución. Impulso y Consolidación del Poder Popular.
  16. UBV (2008) Programa Nacional de Formación de Formadores UBV XXI. Núcleo generador 6: Educación popular, Planificación Estratégica y Participación Comunitaria. Alternativas revolucionarias para el fortalecimiento del poder popular hacia la superación radical de la dominación, la exclusión y la pobreza de nuestros pueblos latinoamericanos.
  17. Peña, Alice (2008) De la planificación a los hechos ¿Por qué no plantearse una nueva institucionalidad? Articulo de Fecha de publicación: 17/04/08

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Alice Socorro Peña Maldonado dice:

    🙂

  2. Judith Morillo Medina dice:

    Mil gracias x socializar esta importante informació. Judíth Morillo

    Enviado desde Yahoo Mail para Android

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: