PROYECTO COMUNITARIO

Inicio » SOPORTE FILOSOFICO » La UBV como impulsora del Poder Popular a través de su accionar académico, investigativo y socio comunitario

La UBV como impulsora del Poder Popular a través de su accionar académico, investigativo y socio comunitario

Acción AntiDialógica Acción Dialógica AGENCIAS DE NOTICIAS aprendizajes significativos ARBOL DE PROBLEMAS Y OBJETIVOS AUDIOVISUAL CATEGORIAS DE LA COMUNIDAD COLECTIVOS DE INVESTIGACIÓN COMPLEJIDAD COMUNITARIA COMUNICACION COMUNICACION COMUNITARIA COMUNICACION INSTITUCIONAL COMUNICACION ORGANIZACIONAL COMUNICACIÓN ALTERNATIVA COMUNICACIÓN ASAMBLEARIA COMUNICACIÓN COLECTIVA COMUNICACIÓN HUMANISTA COMUNICACIÓN INTERNACIONAL COMUNICACIÓN VIRTUAL COMUNICADOR POPULAR COMUNIDAD Conversatorios CRBV 1999 desarrollo comunitario DESDE ABAJO diagnóstico participativo Dialogo EDUCACION DE MEDIOS epistemología y teoria de la comunicación ESTRUCTURAS DOMINANTES ESTUDIO DE ESCENARIOS Fernando Abad Filosofía de la Comunicación FORMACION DE EQUIPOS DE TRABAJO GRUPOS FOCALES GUION PARA LA CONCIENCIACIÓN IAP INVESTIGACION ACCIÓN INCERTIDUMBRE COMUNITARIA INFORMACIÓN INTERNACIONAL Informe Mac Bride INTEGRACION DE SABERES investigacion cualitativa Investigador Investigador comunicador Investigador Social KAPLUN mapas mentales marco jurídico de la Comunicación e Información MATRIZ FODA MEDIOS DE COMUNICACION SOCIAL METODOLOGIA COMUNITARIA Metodología Dialógica Paradigmas de investigación social PARTICIPACIÓN Participación ciudadana PAULO FREIRE PDES del Estado Venezolano Pensamiento emancipador Perfil Profesional del Comunicador Popular PERIODICOS COMUNITARIOS PERIODISMO COMUNITARIO PODER COMUNAL PODER POPULAR Poder y Solidaridad desde la comunicación Problematización PROTAGONISMO CIUDADANO RADIO COMUNITARIA Reflexión Acción SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIAS Sistematización SOPORTE RADIAL t TECNICAS CONVERSACIONALES técnicas de investigación ¿QUE ES PROYECTO?

Por Alice Peña Maldonado

La Universidad Bolivariana de Venezuela creada hace 6 años mediante decreto Presidencial Nº 2.517, de fecha 18 de julio de 2003, dictado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, surge como universidad política y de Estado y “como una alternativa al sistema educativo tradicional, al tiempo que da un vuelco a la vinculación de la Universidad con la realidad nacional y latinoamericana” (UBV, 2003). En el cumplimiento de su responsabilidad pública, tiene como fines fundamentales:

A.-La formación integral de todos los que participan de sus procesos educativos como personas dignas, como profesionales competentes y probos, y como ciudadanos con sentido de país, capaces de contribuir con su desarrollo integral en su dimensiones  económica, social, político-democrática, cultural, educativa, territorial e internacional, es decir, con la construcción de una sociedad democrática basada en los valores de justicia social, libertad, solidaridad y reconocimiento de las diferencias culturales e ideo-políticas, indispensables a la convivencia democrática, con la creación y sostenimiento de un Estado social de Derechos y de Justicia, con los procesos de cooperación internacional y con la integración latinoamericana y caribeña.

B.-La generación, sistematización y socialización de conocimientos en campos científicos, tecnológicos, sociales y humanísticos y del arte, conjugando los aportes al enriquecimiento de dichos campos desde: nuevas perspectivas epistemológicas; la creación de bienes culturales y simbólicos consustanciales al fortalecimiento de la ciudadanía y de la democracia participativa; el esclarecimiento y soluciones de problemas nacionales y regionales.

C.-La proyección vinculada al desarrollo socioeconómico, ambiental, cultural y educativo de las comunidades de su entorno, de la región y del país, contribuyendo a modelar las nuevas prácticas económicas, sociales, políticas, culturales, educativas y comunicacionales que el país requiere, con miras al ejercicio pleno de su soberanía; y promoviendo la participación de organizaciones comunitarias y organismos gubernamentales y no gubernamentales en la formulación y ejecución de proyectos orientados a tal fin.

D.-La revitalización, en perspectiva histórica, del pensamiento integracionista latinoamericano, como eje fundamental de las vías de cooperación nacional e internacional en los ámbitos de formación y de generación de conocimientos y su socialización.

imagen3

Revisado estos objetivos es importante destacar que la Universidad Bolivariana se ha venido consolidando dentro de una estrategia geopolítica a nivel nacional cuando hoy está presente en todo el país ya sea en la figura de sede (Aragua, Caracas, Bolívar, Barinas, Falcón, Monagas, Táchira y Zulia) o en las aldeas universitarias donde los programas de formación de grado (Agroecología, Arquitectura, Comunicación Social, Educación, Estudios Jurídicos, Estudios Políticos, Gestión Ambiental, Gestión en Salud, Gestión Social, Informática, Medicina Integral e Hidrocarburo) hacen presencia y muchos de ellos han sido municipalizados.

A este alcance se le añade la práctica socioeducativa desde la experiencia de proyecto como unidad básica integradora donde los estudiantes y profesores junto a sus comunidades participan en una acción integral donde lo ciudadano y lo profesional se encauza en un fin: Construir participación protagónica y corresponsable en el marco de los Planes Estratégicos del Estado-Gobierno que lideriza el presidente Hugo Chávez Frías.

imagen4

En honor a la verdad esta experiencia inédita ha constituido un reto y desafío permanente, en principio porque se puede saber el ¿qué hacer? más no siempre es claro ¿el cómo hacerlo? Transitar en esta tarea no ha sido fácil, hasta ahora se ha caracterizado por ser generadora de propuestas creativas e incluso conflictivas en la búsqueda de acuerdos epistemológicos y metodológicos básicos y por otra parte, ha tenido como aliado el proceso revolucionario, que permite que la Universidad como casa de saberes tenga como espacio natural de la enseñanza/investigación/interacción la misma realidad venezolana.

Este esfuerzo institucional y nacional hace que la Universidad se posicione en la esfera universitaria pero sobre todo en la vida cotidiana de las comunidades. Esta actuación se ha caracterizado con altibajos (fortalezas y debilidades) que permiten observar aprendizajes y avances significativos. Mas no son suficientes si se quiere que a mediano plazo, la Universidad Bolivariana de Venezuela se consolide como institución y comunidad universitaria, orgánicamente vinculada a las comunidades locales, a las regiones y al país, como un espacio que genera y promueve justicia social no solo desde la puesta en práctica del principio de igualdad de oportunidades educativas, sino en la misma practica social que la define: universidad política y de Estado. Cada equipo rectoral ha abonado en diversos aspectos para ser hoy la universidad que tenemos, en términos de geopolíticos nacional y municipal, en propuestas curriculares adecuadas a la realidad del país, en la puesta en marcha de Proyecto con sus aciertos e incertidumbre y en el debate permanente del quehacer universitario en el tiempo histórico que vivimos.

imagen5

Dada la experiencia personal de Proyecto como unidad integradora en el PFG de Comunicación Social y basada en el esfuerzo colectivo de UBV XXI donde se plantea Proyecto como medio articulador social y eje de la geometría del poder quiero a través de estas reflexiones ahondar en las posibilidades que tenemos como universidad para impactar dados el alcance que tenemos a nivel nacional desde macro espacios (sedes) y micro espacios sociales (aldeas universitarias).

Al inicio de este año me reuní con el Prof. Luis Damiani, Vice-rector de la UBV para hacerle llegar unas consideraciones sobre las posibilidades reales que tiene la universidad en este momento histórico (2009) en vista a implementar una estrategia política en el marco de la promoción del poder popular. Estrategia que le permite posicionarse en una gesta política donde todos y cada uno de los ámbitos universitarios (académico-investigativo-sociocomunitario-latinoamericano) así como de la nueva estructura de la UBV debe enfatizar en esta intención y especialmente desde Proyecto como espacio político y de investigación transformadora. Como ha sido concebido proyecto desde sus comienzos marca una diferencia respecto a otras universidades, quienes tienen ceñirse a las exigencias de la Ley de Servicio Comunitario del estudiante de Educación Superior. Proyecto como unidad básica integradora supera en el tiempo (en los 4 años el estudiante trabaja Proyecto) y en su quehacer este esfuerzo no para hacer labor social desde un enfoque intervencionista sino para acompañar procesos comunitarios e institucionales.

Aún con esta claridad y los espacios sociocomunitarios es necesario darle direccionalidad para que todas las voluntades confluyan en un sentido y se pueda a la en el tiempo evaluarse el rol protagónico de la Universidad no sólo en el poder de convocatoria sino en la capacidad de apoyar los procesos de cambio político en materia de participación ciudadana desde las comunidades o entes del estado (individual y colectiva), en la organización desde las necesidades, intereses y expectativas ciudadanas y comunales en perspectiva de derechos y deberes constitucionales y en la contraloría social y evaluación de las Políticas de Estado y gestión pública gubernamental.

imagen6

imagen7

Una mirada al mapa de Venezuela y la presencia de la Universidad Bolivariana desde las sedes y aldeas municipales nos hace ver que la estrategia del Poder Popular exige todo un plan para implementarlo desde las comunidades. No es que la universidad va a definir el concepto de poder popular, de participación, de organización. Esa es tarea de las comunidades. Solo que la UBV sistematizara y socializará la experiencia de participación y de organización de las comunidades, así como el ejercicio contralor y evaluador de las comunidades para la construcción de ese poder en la institucionalidad pública, a nivel local, regional, nacional y latinoamericana.

imagen9

Ahora bien si hasta ahora UBV XXI ha hecho un esfuerzo de acordar en la Concepción filosófica, política y educativa de Proyecto; en Proyecto y la Nueva Geometría del Poder Popular hacia el Socialismo del Siglo XXI y la comunidad en Proyecto; en el Diseño curricular, metodología de trabajo y material de apoyo; en Proyecto y estructura académico- administrativa, así como proyecto y líneas de investigación generales para todos los programas y afines a los PFG. Es imprescindible dar un paso adelante desde los centros de toma de decisiones legítimos. No creo que las cosas deben partir de la Filosofía de Eudomar Santos que reza: Como vaya viniendo vamos viendo. No se puede dejar al azar el esfuerzo institucional de Proyecto socioeducativo.

            La realidad exige toma de decisiones, siempre y cuando estén enmarcadas en la realidad histórica y desde lo que somos y queremos ser. Dos nuevas leyes apoyan el ejercicio de participación y organización desde y con las comunidades y el Estado, la Ley de Consejos Comunales (LCC, 2006) y la Ley Orgánica de Administración Pública (LOAP, 2008) aprobada dentro del conjunto de las leyes habilitantes. Esta última establece en el artículo 1 que la instituciones públicas deben crear mecanismos para promover la participación popular y el control, seguimiento y evaluación de las políticas, planes y proyectos públicos; se trata ahora que las instituciones estadales cumplan este mandato. Y llevarlo a cabo desde su especificidad, plantea en el artículo 138 de la LOAP la necesidad de que las personas o las comunidades organizadas presenten propuestas y formular opiniones sobre la gestión de los órganos y entes de la Administración Pública, así como participar en la elaboración de los instrumentos de contenido normativo. Me pregunto: ¿Esta acciones no nos remite a una tarea educativa universitaria? ¿Esa acción realmente lleva al Poder Popular? ¿Y ese poder a constituirse en semilla para el cambio del Estado?

            Cuando se mira los escenarios políticos, económicos, culturales y sociales en que estamos inmersos y desde la Universidad Bolivariana de Venezuela es necesario plantearnos ¿Qué podemos realizar para apoyar en esta tarea? Que no depende del esfuerzo individual por muy bueno e interesante que lo sea. ¿Qué significa tomar a Proyecto y la Investigación Social como espacio estratégico de la UBV? Creo que mas que estimular la práctica individual y grupal de proyecto que cada profesor y sus estudiantes hacen o cada programa de formación de grado realizan es delinear todo un propósito.

No es la Universidad quien va a transformar el País, la UBV va a hacer un actor más pero con una visión política diferente a las universidades tradicionales y resistentes al proceso. Si bien es cierto que el cambio del ser humano hacia una nueva ciudadanía y la transformación de todos los entornos es un trabajo de todos los venezolanos y venezolanas e instituciones públicas y organizaciones sociales. La UBV debe hace lo suyo, no lo puede delegar ni dejar de hacerlo, pues dejaría de ser. Por ello apuesto que es urgente convocar a todos los programas de formación de grado para que expliquen lo que vienen elaborando ya sea por sedes o municipalizados y elaborar un informe nacional y por sedes para asumir lo positivo y hacer los correctivos necesarios; Precisar una base de datos de los estudiantes y profesores para orientar el trabajo en el lugar donde viven estos. Y elaborar proyecto estratégicos por zonas populares, evitando así la dispersión. Y hacer que todos los estudiantes de un sector trabajen en función a un proyecto común: SU COMUNIDAD.

Por otra parte, paralelo a esto crear mesas situacionales que manejen conjuntamente con los entes del Estado base de datos nacional y por espacios estratégicos regionales o por ejes temáticos; Sistematización de las experiencias para generar Modelos por ubicación geográfica o por ejes temáticos vinculados con los PFG; que desde la Rectoría como ente nacional definir estrategias de trabajo ya sea por colectivos o por ejes temáticos vinculados con los PFG; el Trabajo mancomunado con la gestión municipal, regional o nacional; el Apoyo a la gestión estadal y gubernamental y articulación con los espacios de Investigación y producción de saberes y conocimientos, así como el apoyo al Plan de Desarrollo Económico Político Social 2007 – 2013 en concreto. Estamos hablando de articulación interna y hacia afuera. Pero no podemos dar verdadero apoyo si aún las contradicciones propias de un sistema superan nuestra propia identidad.

Estoy convencida que el Poder Popular que muchos teóricos han trabajado en su conceptualización y características, hoy más que nunca es la realidad la que debe pronunciarse a través de la participación y organización individual, comunal e institucional para que el poder popular deje de ser una entelequia y se convierta en algo cotidiano desde el mundo de la vida de hombres y mujeres que sueñan, que sufren, que luchan, que se resignan, que confían, que niegan, que se equivocan. Pues no se trata de medir el poder popular con estadísticas e indicadores económicos sino desde la intersubjetividad de nuestro pueblo en la búsqueda y consecución de lo que desean (cosas) y esperan (situaciones) en función a quienes aman (personas).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: