Inicio » SOPORTE METODOLOGICO » REFLEXIÓN ACCIÓN

REFLEXIÓN ACCIÓN

Categorías

Acción AntiDialógica Acción Dialógica AGENCIAS DE NOTICIAS aprendizajes significativos ARBOL DE PROBLEMAS Y OBJETIVOS AUDIOVISUAL CATEGORIAS DE LA COMUNIDAD COLECTIVOS DE INVESTIGACIÓN COMPLEJIDAD COMUNITARIA COMUNICACION COMUNICACION COMUNITARIA COMUNICACION INSTITUCIONAL COMUNICACION ORGANIZACIONAL COMUNICACIÓN ALTERNATIVA COMUNICACIÓN ASAMBLEARIA COMUNICACIÓN COLECTIVA COMUNICACIÓN HUMANISTA COMUNICACIÓN INTERNACIONAL COMUNICACIÓN VIRTUAL COMUNICADOR POPULAR COMUNIDAD Conversatorios CRBV 1999 desarrollo comunitario DESDE ABAJO diagnóstico participativo Dialogo EDUCACION DE MEDIOS epistemología y teoria de la comunicación ESTRUCTURAS DOMINANTES ESTUDIO DE ESCENARIOS Fernando Abad Filosofía de la Comunicación FORMACION DE EQUIPOS DE TRABAJO GRUPOS FOCALES GUION PARA LA CONCIENCIACIÓN IAP INVESTIGACION ACCIÓN INCERTIDUMBRE COMUNITARIA INFORMACIÓN INTERNACIONAL Informe Mac Bride INTEGRACION DE SABERES investigacion cualitativa Investigador Investigador comunicador Investigador Social KAPLUN mapas mentales marco jurídico de la Comunicación e Información MATRIZ FODA MEDIOS DE COMUNICACION SOCIAL METODOLOGIA COMUNITARIA Metodología Dialógica Paradigmas de investigación social PARTICIPACIÓN Participación ciudadana PAULO FREIRE PDES del Estado Venezolano Pensamiento emancipador Perfil Profesional del Comunicador Popular PERIODICOS COMUNITARIOS PERIODISMO COMUNITARIO PODER COMUNAL PODER POPULAR Poder y Solidaridad desde la comunicación Problematización PROTAGONISMO CIUDADANO RADIO COMUNITARIA Reflexión Acción SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIAS Sistematización SOPORTE RADIAL t TECNICAS CONVERSACIONALES técnicas de investigación ¿QUE ES PROYECTO?

Aprender por medio de la Reflexión sobre la Acción

http://www.gemas.discernir.com/Articulos/aprenderreflexion.html

Muchas veces hacemos las cosas por mero hábito.  Aun cuando nos “salen mal”, a menudo seguimos haciendo las cosas de la misma forma.  Simplemente esperamos que nos salgan mejor la próxima vez.  Aunque comentamos que “por lo menos, aprendimos de la experiencia”, de hecho, si no reflexionamos sobre lo que sucedió, tratando de identificar tanto lo que hicimos bien como los aspectos que podríamos mejorar, es dudoso que aprendamos mucho.

 Por eso, necesitamos aprender a reflexionar sobre nuestras experiencias para que podamos aprender de ellas y gradualmente podamos desarrollar mejores formas de actuar.  Hacemos esto aplicando el “ciclo de aprendizaje” con sus cuatro fases: experiencia, reflexión, conceptualización y aplicación.

Reflexión sobre la Experiencia

Cuando deseamos aprender de la experiencia, comenzamos el ciclo de aprendizaje, reflexionando sobre alguna experiencia que hemos tenido, especialmente una que no nos ha dejado completamente satisfechos.

Al reflexionar, podemos tratar de ver tanto las ventajas como las desventajas de actuar como lo hicimos, los factores que nos llevaron a actuar de esa manera y las consecuencias de nuestras acciones, o simplemente las fortalezas y debilidades que caracterizaron nuestro accionar.

También podemos considerar si la forma de actuar facilita el desarrollo de nuestras capacidades y de las capacidades de los demás y si contribuye a formar una sociedad justa y unida.

Además, podemos analizar si las acciones realizadas nos han llevado hacia los fines que deseamos, y si han surgido problemas que quisiéramos tratar de evitar la próxima vez que hagamos algo parecido.

Mejoramiento de la Comprensión y la Práctica

Como resultado de la reflexión, llegaremos a tener una mejor comprensión de nuestra forma de actuar y podremos pensar en algunos cambios para que nuestras acciones den mejores resultados.

Luego, necesitamos hacer una aplicación de estas nuevas ideas para ver cómo resultan en la práctica.

Un Proceso Continuo

Después de una o varias experiencias con la nueva forma de actuar, podemos reflexionar nuevamente para evaluar los resultados y decidir si debemos hacer otros cambios.

Si desarrollamos el hábito de reflexionar sobre nuestras experiencias,  pronto nos daremos cuenta de que siempre estamos aprendiendo algo nuevo.  Habremos comenzado un proceso de aprendizaje continuo en base a nuestras propias experiencias.

 Ejercicio:

Escoge una experiencia con la cual no has quedado satisfecho con tu forma de actuar o con los resultados alcanzados.  Reflexiona sobre ella, tratando de identificar.

1) Si tu forma de actuar contribuyó a tu desarrollo personal o al desarrollo de tu organización,   y cómo.

2) Los aspectos positivos de tu forma de actuar que quisieras volver a hacer al repetir la actividad.

3) Los aspectos de tu forma de actuar que quisieras mejorar y cómo podrías hacerlo.

4) Lo más importante que aprendiste por medio de la experiencia.

Por supuesto, estos no son los únicos puntos sobre los cuales puedes reflexionar.  Estás libre para definir los propios.

© Juanita de Hernández. Derechos Reservados

¿QUIERES UTILIZAR ESTE ARTÍCULO O PONERLO EN SU SITIO WEB?  

Puedes hacerlo si incluyes este reconocimiento completo: “Juanita de Hernández escribe libros, fascículos y artículos  relacionados con educación, desarrollo y vida familiar que son claros, prácticos y fáciles de entender.  Si deseas transformar tu vida y aportar a la transformación de la sociedad, inscríbete para recibir artículos gratis en ‘Transformándonos


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 238 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: