PROYECTO COMUNITARIO

Inicio » comunicacion » LO ESENCIAL DEL DIÁLOGO – Introducción

LO ESENCIAL DEL DIÁLOGO – Introducción

Categorías

Acción AntiDialógica Acción Dialógica AGENCIAS DE NOTICIAS aprendizajes significativos ARBOL DE PROBLEMAS Y OBJETIVOS AUDIOVISUAL CATEGORIAS DE LA COMUNIDAD COLECTIVOS DE INVESTIGACIÓN COMPLEJIDAD COMUNITARIA COMUNICACION COMUNICACION COMUNITARIA COMUNICACION INSTITUCIONAL COMUNICACION ORGANIZACIONAL COMUNICACIÓN ALTERNATIVA COMUNICACIÓN ASAMBLEARIA COMUNICACIÓN COLECTIVA COMUNICACIÓN HUMANISTA COMUNICACIÓN INTERNACIONAL COMUNICACIÓN VIRTUAL COMUNICADOR POPULAR COMUNIDAD Conversatorios CRBV 1999 desarrollo comunitario DESDE ABAJO diagnóstico participativo Dialogo EDUCACION DE MEDIOS epistemología y teoria de la comunicación ESTRUCTURAS DOMINANTES ESTUDIO DE ESCENARIOS Fernando Abad Filosofía de la Comunicación FORMACION DE EQUIPOS DE TRABAJO GRUPOS FOCALES GUION PARA LA CONCIENCIACIÓN IAP INVESTIGACION ACCIÓN INCERTIDUMBRE COMUNITARIA INFORMACIÓN INTERNACIONAL Informe Mac Bride INTEGRACION DE SABERES investigacion cualitativa Investigador Investigador comunicador Investigador Social KAPLUN mapas mentales marco jurídico de la Comunicación e Información MATRIZ FODA MEDIOS DE COMUNICACION SOCIAL METODOLOGIA COMUNITARIA Metodología Dialógica Paradigmas de investigación social PARTICIPACIÓN Participación ciudadana PAULO FREIRE PDES del Estado Venezolano Pensamiento emancipador Perfil Profesional del Comunicador Popular PERIODICOS COMUNITARIOS PERIODISMO COMUNITARIO PODER COMUNAL PODER POPULAR Poder y Solidaridad desde la comunicación Problematización PROTAGONISMO CIUDADANO RADIO COMUNITARIA Reflexión Acción SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIAS Sistematización SOPORTE RADIAL t TECNICAS CONVERSACIONALES técnicas de investigación ¿QUE ES PROYECTO?

Por Alice Socorro Peña Maldonado

Todo está sujeto a ser estudiado siempre y cuando persista la curiosidad e intuición investigativa

 

esencialidad

El diálogo constituye un espacio dinámico y vitalizador que permite darle sentido y significado a las cosas, situaciones y personas vividas en cotidianidad y más allá de nuestras propias fronteras.

Sabemos que los grandes maestros usaron el diálogo como forma para ir al encuentro con la verdad real y que exigía respuestas concretas, basta recordar a Sócrates que con su mayéutica permitió profundizar con sus congéneres debates de su realidad histórica a través de preguntas y respuestas. En sus tiempos el debate entre los ciudadanos por los temas públicos se ejercía ya en el ágora (reunión en la plaza pública), en la Ecclesia (Asamblea) o en el areópago (Reunión o asamblea de personas con autoridad y competencia) lo que demuestra que como cultura, el dialogo era una forma característica de su vida como ciudadanos.

Pero así como los griegos todos los pueblos tienen sus formas propias para ir al encuentro con el otro, para compartir sus saberes, para buscar sabiduría y conocimiento o simplemente manifestar diversos puntos de vistas sobre algún aspecto de interés común.

Al hacer un estudio de los textos de los evangelios encontramos que estos fueron hechos en base a diálogos que no necesariamente son un retrato fidedigno de lo conversado hace 2000 años pero es posible que responde a un interés no sólo de un Maestro sino también de un interlocutor sobre algo que les interesa a ambos, pues de lo contrario, no se daría el diálogo. Diálogos que no son necesariamente espiritualistas como algo fuera de la realidad y que muchos dejan entrever cierta conciencia mágica e ingenua cuando hacen referencia a los discursos religiosos. Más si con una carga de subjetividad por la que pasa diversas interpretaciones y que es necesario la ayuda de los exegetas y teólogos estudiosos de estos textos, que mas allá de buscar la salvación como si fuese un trofeo, busca interpelar al interlocutor para que viva en el aquí y ahora su propia historia, con sus propios retos y desafíos.

Hoy acostumbrados a los medios de difusión masivos nos olvidamos de la importancia que tiene el diálogo en las vivencias diarias. La radio, la televisión, el celular, el internet invaden e imposibilitan momentos de conversaciones. Sea la edad que tengamos hoy resulta imposible tener una tertulia sin ser de algún modo interrumpidos. Sin embargo, como buscamos y anhelamos pero no siempre lo logramos. Lo importante es ser más conscientes de este hecho y fenómeno actual.

No así para el tiempo de Jesús donde la convivencia se hacía en la calle, todos se conocían relativamente, existía mayor confianza y menos contrastes culturales que de algún modo interfiriera en la comprensión, así como la socialización no se materializaba en la escuela como hoy la conocemos mas si en la esfera familiar extensiva y la comunidad donde todos se conocían. No obstante, para el tiempo de Jesús toda la zona que hoy conocemos por oriente medio tenía una movilidad considerable que la hacía más convulsa pues resonaba allí las decisiones del imperio romano y de sus aliados locales. Lo que generaba unas condiciones históricas muy específicas y todos los factores de poder (religioso, militar, económico, social, cultural) convivían estrechamente sin verse las fronteras unas de otras, lo que planteaba un nuevo entendimiento que permitiera por un lado alcanzar un nuevo sentido y superar las contradicciones dadas por esta realidad histórica.

Ya sea en condiciones normales la comunicación hecha palabra es necesaria, mucho más lo es cuando en el entorno subsiste situaciones irregulares, deshumanizadoras y opresoras.

Trabajar los textos donde se ubican cortos diálogos entre Jesús y sus coetáneos puede resultar un atrevimiento como metodología. Podemos pensar que estos no necesariamente responden a un hecho fidedigno, pues en el caso de los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) hay una diversidad de mensajes en el mismo episodio contado en tres modos (semejantes y diferentes a la vez) y menos el correspondiente al evangelista Juan pues fue escrito en forma simbólica y alegórica, no obstante, estudiar los textos encontrados allí resulta un ejercicio que va mas allá de lo evidente sino lo que está invisible en el pero está presente.

Una de las razones es que el valor de la palabra en el ser humano cobra toda su plenitud en Jesús de Nazaret. Su palabra es el medio para crear, liberar y transformar junto con los (las) otros (as), el mundo de la vida de los seres humanos. Pero esta capacidad de pronunciar la palabra no es un privilegio de este hombre de Nazaret que vivió hace 2000 años, sino que en él pueden el hombre y la mujer mirarse y descubrir las posibilidades para ejercer su tarea humanizadora, cosa que sólo es posible si está él mismo humanizado.

Si bien desarrollar un paradigma del diálogo desde Jesús de Nazaret no resulta una labor fácil, dada la reducción de su mensaje a la dimensión espiritual- religiosa, los teóricos como Deborah Tannen (Poder y Solidaridad) y Paulo Freire (teoría dialógica y anti-dialógica) y la metodología utilizada para el estudio de los relatos de los evangelios permitieron revelar elementos claves de una auténtica comunicación creadora, liberadora y transformadora, que en los evangelios aparece, pero que el lector no siempre puede visualizarlos, pues requiere de una lectura atenta y profunda de los textos.

Pero ¿qué es comunicación creadora y liberadora? Como resultado de este estudio la comunicación creadora es la capacidad del ser humano (hombre y mujer) de ir al encuentro y diálogo con el otro, siendo las diferencias propias en cada sujeto, una condición que permite que la interacción sea beneficiosa en igualdad, en cuanto enriquecimiento y mejoramiento mutuo para propiciar sobre el entorno espacios humanizadores y humanizantes. Y comunicación liberadora se comprende como la capacidad del grupo humano para identificar, desmontar y defenderse de los mitos y creencias deshumanizantes que subyacen en el entorno, y que de forma dialéctica pueden advertir y avizorar modos distintos al producido, mantenido y patrocinado por las entidades opresoras y dominantes. No puede haber comunicación creadora sin la comunicación liberadora. Y sin la anuencia de estas, imposible la comunicación transformadora, pues el entorno es la consecuencia del ejercicio o no de la comunicación creadora y liberadora.

Si queremos personas, comunidades y organizaciones que transformen y humanicen su entorno, los componentes que conforman la comunicación creadora y liberadora de Jesús de Nazaret puede resultar un camino factible y verdadero.

Es importante señalar que los resultados obtenidos en este estudio fundamentan una manera de hacer comunicación humana, a partir de la propia experiencia, aprendiendo de ella, donde la interacción entre sujetos conscientes (hombre-mujer) permita reconocerse desde su realidad.

Veamos una breve reseña de los capítulos contentivos en esta investigación:

En el primer capítulo titulado “Hacia una comunicación humanizadora” se establece el planteamiento del problema, los objetivos y la metodología usada en la investigación. Sin duda alguna lo previsto en esta etapa es básico para dar forma a los demás capítulos. Las diferentes asesorías, el apoyo recibido de personas y autores de los libros y la permanente actitud de sopesar la validez teórica de la investigación frente a la realidad comunicacional me permitieron dar los pasos necesarios para la definición de estos asuntos.

En el segundo capítulo denominado “Bases teóricas de la comunicación creadora y liberadora” se elabora todos los elementos que van a fundamentar la investigación. Al revisar los contenidos expuestos de los diversos autores consultados considero que su incorporación permite la comprensión de la comunicación creadora y liberadora que posteriormente se desarrollará. La lingüista norteamericana Deborah Tannen, el educador brasileño Paulo Freire, en cuanto al estudio del fenómeno del diálogo, o investigadores de la Escuela de Frankfurt como Erich Fromm o Habermas respecto al amor o al simbolismo respectivamente permiten afrontar la complejidad de la comunicación como un acto objetivo y subjetivo en permanente interacción con el entorno en el que se construye las realidades humanas. Aún cuando provienen de concepciones filosóficas distintas dan aportes significativos para una aproximación al texto en estudio: los evangelios. También se hallará todo lo referente a la obra “Teología de la Comunicación” del P. Felicísimo Martínez, donde se encontrará aspectos fundamentales para una práxis cristiana de la comunicación.

En el tercer capítulo “Comunicación creadora y liberadora” se desarrolla propiamente la investigación en cuanto se ofrecen los resultados obtenidos. Aunque ya he adelantado los conceptos, es la totalidad de este capítulo lo que permite identificar las capacidades que tenemos los seres humanos para desempeñarnos como hombres y mujeres, pero también las discapacidades y limitaciones que actúan en contra de éstas que pese a tiempos históricos diferentes hoy pueden ser reconocidos y caracterizados desde nuestro mundo real.

Y finalmente, se presentan las conclusiones de la investigación, que no es más que el resumen de todos los hallazgos, a saber: que crear y liberar mediante la comunicación es una facultad que tenemos los seres humanos para hacer de nuestro mundo algo que vale la pena vivir. El intento por construir un mundo mejor donde la fraternidad, la justicia y la solidaridad sean el pan cotidiano de las próximas generaciones sólo es posible cuando los que hoy vivimos actuemos a plenitud nuestra humanidad, aprendida en el ser y quehacer comunicacional.

Fuente: los contenidos aquí expuestos responde al texto de la tesis de maestria de la autora en su fase introductoria.

 


1 comentario

  1. Gracias, la verdad es muy enriquecedor haber aceptado ser miembro de tus trabajos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: