PROYECTO COMUNITARIO

Inicio » SUEÑO CON UNA COMUNIDAD…

SUEÑO CON UNA COMUNIDAD…

Los hombres, según mi parecer, se dividen en dos categorías: los que sueñan y los que se limitan a dormir.  Los primeros hacen la historia. Los otros se dan cuenta, cuando despiertan, de lo que ha sucedido, de lo que habría podido hacer también ellos si hubieran tenido el coraje de soñar. Ninguno es más realista que el soñador. O sea aquel que obliga a la realidad a ponerse al paso de sus sueños.

 Hoy ofrezco un sueño mío, con la esperanza de que pueda servir a la realidad.

 Sueño, pues, una comunidad. Una comunidad formada por hombres y mujeres, de todas las edades, que hermanados por sus historias se transforme en ciudadanos y ciudadanas de primera en derechos y en deberes.

 Sueño en una comunidad en la que “lo real” representa la ley fundamental, de la que dependen todas las otras leyes. Lo real: o sea, estas personas, con esta mentalidad, con esta cultura, con esta educación, con estas cualidades, con esta edad, en esta situación peculiar, en este ambiente, con una misión que cumplir, en este tiempo.

 Sueño con una comunidad en la que venga reconocida la primacía de la persona. Y todos estén convencidos que el “bien común” no pueden sino coincidir sino con el bien de cada una de las personas.

 TEMAS Y PROBLEMAS DE LA COMUNIDAD

 Una comunidad construida en orden a las personas. Una comunidad en que las estructuras y las obras están en función del equilibrio, del desarrollo, del crecimiento de las personas.

 Sueño en una comunidad en la cual la igualdad fundamental de todos sus miembros sea reconocida y acentuada por todos los medios.

 Sueño con una comunidad en la que no falten los privilegiados, con tal de que estos privilegiados sean los pequeños, los débiles, los últimos.

 Una comunidad en la que domina “la mentalidad de la cadena”, según la cual la fuerza y la consistencia de la cadena en su conjunto viene dada por el anillo más débil.

 Sueño en una comunidad en donde no haya tiempo que perder, quiero decir que haya tiempo para perder para el reposo, para la distensión, para la desintoxicación. Pero que no haya tiempo que perder en chismes, en insinuaciones, sospechas, maledicencias y charlatanerías. Donde se ama no hay tiempo que perder. No hay nada que absorba tanto como el amor.

 Una comunidad donde ninguno se tome demasiado en serio. Pero donde cada uno sienta tomado en serio por los otros.

 Sueño una comunidad en la que sea bruscamente desaprobado todo intento, de cualquier parte que venga, de hablar mal de una persona ausente.

 Una comunidad en la cual todos se encuentren “seguros” es decir, cada cual se sepa seguro en cuanto a la libertad, dignidad, respeto y, sobre todo, responsabilidad personal.

 Sueño con una comunidad en la que cada cual pueda expresar libremente su pensamiento y sus sentimientos. En la que las opiniones manifestadas por los individuos sean tomadas en consideración por el peso real de las razones que se aducen y no por otras valoraciones oportunistas o emocionales.

 Una comunidad en la que cada uno de sus miembros sea considerado por todos nosotros como uno del que se pueda fiar. Cada cual, naturalmente se empeñe en ser tal de verdad.

 Sueño con una comunidad en la cual todos permitan ser discutidos. Y el lenguaje sea sincero. Y no se tenga miedo a la verdad. También porque el estilo habitual sea un estilo de verdad, que penetra, incomoda pero no humilla a ninguno. Una verdad que cura, aunque sea con dolor, pero no hiere. “Felicidad es poder decir la verdad sin hacer llorar a nadie”.

 Una comunidad en la cual los que se dan de maestros sean condenados a vivir su palabra; todos los que se dan de jueces sean condenados a sentirse cómplices.

 Sueño en una comunidad en la que la única sospecha válida sea la sospecha de que algún hermano no recibe la parte de amor que le corresponde. Sueño en una comunidad que demuestre que… he soñado la realidad.

 

Tomado de Comunicación y Vida Comunitaria de Pedro Romero

y adaptado por Alice Peña


1 comentario

  1. Nelida Diaz T. dice:

    …como dejar pasar esta oportunidad y no reaccionar, es hora de hacer realidad nuestros Sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: